Blogging tips

domingo, 24 de marzo de 2013

Torrijas de vino dulce



     Mientras llueve en Sevilla y se arruina la mitad del Domingo de Ramos (varias cofradías no salen o se han tenido que volver) os traigo esta receta de torrijas que hice hace unos días, esta vez de vino dulce, en concreto de Málaga Virgen (y lo digo aunque no me lo hayan regalado, jejeje).

     Ya os comenté el año pasado que las preferidas de mi hermana la mayor eran estas, aunque después de hacerlas, mis hijos sigan prefiriendo las de siempre... mi marido es un todoterreno de las torrijas así que le encantan todas.

     Lo importante es que el vino dulce sea bueno, se puede utilizar tanto negro como blanco (ahora que lo digo ¿como quedarán con Cartojal?), pero dulce, eso sí: hay que tener en cuenta que si es del negro quedarán más oscuras. Después las podemos enmelar o poner con azúcar y canela como yo, pero hay que vigilar el grado de dulzor para no pasarse.

     Paso a describiros la receta y ¡ojalá que si las hacéis sea por la mañana y no por la tarde!, señal de que no llueve y hay cofradías, que hay mucha gente esperando todo un año a ver su cofradía en la calle, acompañándola o participando.

     Aviso: si las hacéis fuertecitas es mejor tomarlas a partir del día siguiente, que mi hijo, como no tiene paciencia ninguna, se comió una y me preguntó que si yo tenía una hermana gemela, eso le pasa por hambrón.

     La primera foto la hicimos al día siguiente, por eso no se ve bien el azúcar, y el resto de las fotos de un día nublado ¡qué se le va a hacer!

     Disfrutadlas.


     TORRIJAS DE VINO DULCE




   Ingredientes:

     - 1 pan de torrijas
     - vino dulce
     - agua
     - huevos
     - sal
     - la piel de una naranja
     - aceite de oliva suave (0,4º)
     - azúcar
     - canela molida

   (Para un pan de los el Mercadona utilicé 1 vaso y medio de vino y 3 huevos, pero siempre dependerá de lo que chupe el pan)


   Preparación:

     Preparamos el aceite como os explicaba aquí.

     En un bol o fuente mezclamos 1 vaso de vino dulce con agua al gusto, si no os gusta muy fuerte se le pone 1 vaso y medio de agua, si no, un vaso de cada (yo suelo hacerlo a ojo), y vamos empapando las rodajas de pan y colocándolas en una fuente para que reposen.



     Batimos bien los huevos y le echamos un par de cucharadas de aceite frito frío, una pizca de sal, un poco de agua para que no forme mucho espumerío al freir y un chorreoncito pequeño de vino (de verdad que en casa no tenemos ningún tipo de problema con el alcohol, no os vayáis a creer lo que no es...¿vale?)



     En un plato mezclamos el azúcar con la canela. Las mezcla dependerá de lo que os guste la canela, y el azúcar lo podéis pasar por el molinillo para ponerlo más fino, yo no suelo hacerlo porque me gusta como viene, y a quien no le guste mucho dulce es más fácil sacudirla.



     Aquí la "cadena de montaje" preparada



     Vamos pasando las rebanadas por el huevo y las freimos en el aceite


     Las escurrimos y a continuación las pasamos, aún calientes, por la mezcla de azúcar y canela emborrizándolas bien


     Las sacudimos un poco y las colocamos en un tupper, dejamos enfriar y las tapamos.

     Repito: están mejor de un día para otro.

     Ya me contaréis.

¡¡¡Buen provecho!!!

3 comentarios:

Morguix dijo...

¡Me encantan!. Nunca las he hecho con vino dulce, siempre de leche. Pero éstas hay que probarlas.
Qué penita de Semana Santa, ahora mismo estoy viendo en internet cómo se ha estropeado el Miércoles Santo, y es una lástima.
Un beso.

Manuel María dijo...

Las torrijas estaban de miedo. Y el Miércoles Santo lo disfrutamos en San Pedro: nos mojamos una mijita pero fue la estación de Penitencia más provechosa de los últimos años...eso es lo que comentábamos los nazarenos del Cristo de Burgos; no sólo a la entrada sino los días siguientes...

Nazareno de negro dijo...

Este año no llueve. Para celabrarlo le pediremos mas torrijas a mama...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...