Blogging tips

jueves, 16 de mayo de 2013

Plum-cake con especias



     Esto de estar siempre a dieta es una lata. A pesar de no ser muy dulcera, siempre me ha apasionado la repostería.  Hacía tartas y bizcochos de cualquier tipo, los probaba y se los comía mi familia o mi marido. Con los niños y el trabajo lo fui dejando, y cuando dejé de trabajar intenté retomarlo de nuevo pero ¡ay! llegó el problema: lo que los niños no se comen te lo comes tú, y ya sabemos todas dónde se almacena...

     Después de mucho tiempo alejada de los menesteres reposteros, tenía mono de hacer un bizcocho, nada sofisticado, así que me decidí por un plum-cake, pero con especias y pasas. Es muy sencillo y resulta muy fácil de hacer. Y está muy bueno, aunque os  aseguro que sólo me comí una loncha tan fina que se rompió.  Al llevar miel no sale tan dulce, con lo cual podéis acompañarlo de una mermelada, que combina muy bien con el sabor de las especias, eso a quien le guste y pueda permitírselo, claro.

     El único problema fue el horno: creo que me está pidiendo un relevo.  Lleva una temporada que me da problemas, así que hay que vigilarlo más de la cuenta, pero esta vez me despisté y como no le puse el papel a tiempo se me tostó un poco por un lado, pero no estaba quemado ¡de verdad de la buena!, y mi gente se lo comió sin problemas.

     Yo lo hice con la thermomix pero también os pongo como hacerlo sin ella.

     Así que ya sabéis: coged el mandil y a trabajar.


     PLUM-CAKE CON ESPECIAS




   Ingredientes:

     - 250 g de harina
     - 60 g de salvado
     - 2 huevos
     -150 g de mantequilla
     - 8 cucharadas de miel (unos 150 g)
     - 100 g de pasas sin semillas
     - 1 cucharada rasa de canela
     - 1 cucharada de matalahúva en grano
     - 1 sobre de levadura
     - 1 vaso de leche



   Preparación:

     Ponemos a remojar el salvado en la leche caliente y, por otro lado, maceramos las pasas en agua templada (si queréis podéis añadirle algún licor, pero yo prefiero que no se oculte el sabor de las especias)




     En la thermomix ponemos 150 g de mantequilla con la miel y batimos en velocidad 2 y 1/2 ó 3 durante 1 min a 40º, o lo suficiente para ver que está cremoso.



     Se añaden los huevos y se mezcla en vel 6 durante 1 min.


     Se agrega el salvado y se pone en velocidad cuchara.


     Tamizamos la harina y la agregamos. Seguimos mezclando en vel 4-5 y añadimos las especias. Puede que necesitemos ponerle 1 minuto la velocidad espiga


     Por último añadimos las pasas escurridas, secadas y pasadas por harina, y la levadura.



     Cuando esté todo mezclado lo ponemos en un molde de plum-cake de silicona, o de otro material, untado de mantequilla o de aceite,  y lo metemos en el horno precalentado a 200º unos 30 min. poníéndole a mitad de cocción un papel de cocina encima para que no se dore demasiado, ya que al llevar salvado se pondría más feo.


     Cuando esté templado lo desmoldamos y lo ponemos a enfriar en una rejilla (yo uso la del microondas).  ¿Veis como yo puse el papel más tarde de la cuenta?


     Y a comer.


     Por el método tradicional:

    Se trabaja en un bol la mantequilla derretida y la miel hasta que esté cremoso. Unimos los huevos y los batimos vigorosamente hasta obtener un compuesto homogéneo al que le agregamos el salvado.

     Tamizamos la harina y la añadimos a la preparación anterior mezclando continuamente. Agregamos las especias y finalmente las pasas y la levadura. Mezclamos bien y ponemos en el molde continuando igual que en las indicaciones anteriores.

      Espero que lo hagáis y os guste.

¡¡¡Buen provecho!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...