Blogging tips

jueves, 29 de septiembre de 2016

Garbanzos con gambas al ajo-aceite y perejil


     Hay días en que la inquietud interior te hace andar como pollo sin cabeza por toda la casa, sin saber a qué atender, en qué centrarte, si sentarte o levantarte, si moverte o quedarte quieta. Y para esos días conviene tener un fondo de nevera, congelador y/o despensa que nos saque del apuro.

     El martes de la semana pasada fue uno de esos días para mi. Después de muchos nervios, por fin salieron las notas de Selectividad, y mi hijo está aprobado. Ahora sólo falta que lo admitan en la facultad que quiere y ya podré decir que tengo dos hijos que se estrenan en la universidad.

     Al final se te echa el tiempo encima y no sabes qué hacer de los nervios acumulados...

     Me gusta tener en el congelador legumbres cocidas, verduras hervidas, algún sofrito a ser posible con tropezones, y todo lo que nos pueda facilitar trabajo y ahorrar tiempo. Aprovechando que aún tenía garbanzos, caldo de pescado (ya sabéis, no vamos a desperdiciar esas cabezas), gambas congeladas... pensé en unos garbanzos con gambas que hacía tiempo había visto por algún sitio y que tenía que probar, pero que no puedo hacer cuando está mi hija en casa ya que no le gusta el marisco.

     Dicho y hecho, garbanzos con gambas, apurando el culín de ajo-aceite que quedaba, para mi marido y para mí, que los niños están de vacaciones...



    GARBANZOS CON  GAMBAS AL AJO-ACEITE Y PEREJIL

Imprimir receta





   Ingredientes:

     - 400 gr de garbanzos cocidos (11 sp)
     - 150 gr de gambas (las mías congeladas y peladas) (2 sp)
     - 2 galeras (optativo) (1 sp)
     - 1 cebolla pequeña (0 sp)
     - 2 ó 3 dientes de ajo (0 sp)
     - 1 cucharada de aceite de oliva (4 sp)
     - pimentón dulce (0 sp)
     - caldo de pescado casero (0 sp)
     - 1/2 copa de vino blanco (2 sp)
     - sal (0 sp)

     Para el ajo-aceite con perejil: picamos muy bien 4-5 dientes de ajos pelados con un puñado de perejil, y cubrimos con bastante aceite de oliva virgen extra, removemos y dejamos reposar unas horas. Yo lo hago así y lo dejo en el frigorífico para filetes de pollo o merluza...


     El guiso entero tiene 20 sp para 2-3 personas y hay que añadirle 1 sp por cada cucharadita de ajo-aceite que le pongamos.


   Preparación:


     Picamos la cebolla y los ajos muy finos. Escurrimos los garbanzos y si son de bote los enjuagamos bien.



     En una cazuela ponemos la cucharada de aceite y le damos unas vueltas a las galeras (si las vais a poner) y a las gambas si tienen piel  y las reservamos.



     En el mismo aceite doramos la cebolla y el ajo picados y añadimos pimentón dulce al gusto. Si no vais a utilizar caldo de pescado podéis añadir al sofrito algo de pimiento, tomate y laurel, y después ponéis agua.



     Rehogamos un instante para que no se queme el pimentón y agregamos a la cazuela los garbanzos y el vino blanco. Cuando se evapore el alcohol añadimos el caldo de pescado y dejamos cocer unos diez minutos o hasta que tengamos el caldo según nos guste más seco o más caldoso. Rectificamos de sal.



     Incorporamos las galeras y las gambas y dejamos que cueza hasta que estén hechas. Suele bastar con 3-5 minutos


     Apartamos y servimos con un chorreón de ajo-aceite al perejil al gusto de cada comensal.



     Espero que os guste


¡¡¡Buen provecho!!!

sábado, 25 de junio de 2016

Carne de vacuno al Málaga Virgen





     Ya estamos en verano y es preferible tener la comida preparada de antemano en esos días en que no apetece meterse en la cocina. Si hace calor, ya que te metes prepara dos comidas (o tres...) y tendrás el mismo calor pero menos veces.

     Esta receta realmente la preparé una Nochevieja. Tiene muy poco trabajo y se deja preparada, se puede servir caliente o templada, pero con la salsa bien caliente.  Se puede acompañar con puré de patatas, arroz blanco, o un poco de pasta, es decir con algo que deje resaltar el sabor de la salsa. Y con verduras al vapor ya ni os cuento, pero si preferís patatas fritas o algo más contundente sois libres.

     La carne debe ser de vacuno, porque le va muy bien el vino dulce. Podéis poner la que más os guste, ternera, vaca o buey. Yo la prefiero con toro de lidia, que tiene más sabor para mi gusto. sólo tendréis que adaptar el tiempo de cocción.

     Un aviso: si tenéis que calentar la carne es preferible no hacerlo en el microondas, ya que si usaís parte magra como yo, se reseca mucho.

     ¡Ah! y si no estáis a dieta, podéis poner más aceite y más vino, pero yo no...


     CARNE DE VACUNO AL MÁLAGA VIRGEN






   Ingredientes

     - 1 kg de carne magra de vacuno en uno o dos trozos  (23 sp)
     - 2 cebollas grandes (0 sp)
     - 6-7 ajos ( 0 sp )
     - 3 hojas de laurel ( 0 sp )
     - pimienta negra ( 0 sp )
     - bayas de enebro  ( 0 sp )
     - 2 clavos ( 0 sp )
     - 1/2 copa de vino Málaga virgen, o moscatel (3 sp)
     - 1/2 copa de vino blanco  (2 sp)
     - 2 cucharadas de aceite  ( 7 sp)
     - sal (0 sp)
     - comino molido  ( 0 sp )


      Como podéis comprobar, por 35 sp tenemos un buen guiso. Salen unos 6 platos así que 6 sp por ración sin contar el acompañamiento.

   Preparación

     Limpiamos bien la carne de grasas y telillas y picamos las cebollas y los ajos,

     Sofreímos bien en el aceite las cebollas y  los ajos junto con el laurel.

     Cuando la cebolla esté pochada doramos bien en ella la carne por todos lados.


     Añadimos las bayas de enebro rotas en el mortero, los clavos, el comino, la pimienta y la sal.

     A continuación regamos con los dos vinos mientras movemos y esperamos a que se evapore el alcohol.

     Yo lo puse en olla ultra rápida 25 min.


     Dejamos atemperar y cortamos la carne en rodajas. Si no lo vamos a comer en el día lo reservamos en un tupper o envuelto en papel film o de aluminio.



     La salsa la pasamos por la batidora  (y por el chino o un tamiz si la queremos más fina) y la  calentamos.

     Servimos la carne templada o caliente cubierta con la salsa y acompañada de puré de patatas. Si hay que calentar la carne es mejor hacerlo sumergida en la salsa o al vapor en una cazuela sobre la olla donde calentamos la salsa.



¡¡¡Buen provecho!!!



martes, 31 de mayo de 2016

Macarrones con paprika al queso



     No sólo vamos a alimentarnos con productos especialmente indicados o recomendados para dietas.  También tenemos que preparar platos con productos de los que todos tenemos en casa y que gusten a todos, sin esa sensación de lo light, de ligereza, de estar contando calorías...

     Por eso, hoy os propongo esta receta, que en casa aceptaron favorablemente y celebraron como algo "normal"...  o como dice mi hijo "0% sano"... pero eso es lo que él se cree, porque como veréis es totalmente saludable y por poco coste, tanto económico como de smartpoints.

     Vamos allá


   MACARRONES CON PAPRIKA AL QUESO








   Ingredientes:

     - 350 g de macarrones  (34 sp )
     - 1 cebolla  ( 0 sp)
     - 2 dientes de ajo  ( 0 sp )
     - 50 g de beicon  ( 7 sp )
     - 1 paprika o una guindilla  ( 0 sp )
     - 1 lata de tomate triturado de 400 g (0 sp )
     - 3 cucharadas de queso rallado ( 6 sp )
     - aceite  (1 cucharada:  4 sp )
     - sal  ( 0 sp )
     - pimienta blanca ( 0 sp )

     El guiso completo 51 sp, es decir, unos 10 sp por plato, ya que salen 5 raciones. Si queréis rebajarlo, se puede cambiar el beicon por beicon de pavo y buscar un queso light.


   Preparación:

     Comenzamos por picar lo más finamente posible, la cebolla y los ajos. Igualmente picamos el beicon si es en lonchas o en un trozo.  Ponemos el aceite a calentar con la cebolla, el ajo y el beicon.




     Cuando empiece a ponerse transparente la cebolla se añade la paprika o la guindilla, partida a la mitad, y seguimos rehogando hasta que la cebolla empiece a dorarse.




     Si a alguien no le gusta mucho el picante es mejor sacar ahora la paprika, antes de agregar el tomate, para que éste no tome demasiado sabor.  Si no es así,  agregamos el tomate y lo dejamos cocer a fuego lento unos 15-20  minutos. Salpimentamos y,  mientras tanto, vamos cociendo los macarrones en abundante agua salada.




     Cuando esté el tomate, sacamos la paprika, si no lo hemos hecho antes, y le añadimos el queso rallado, moviendo continuamente para que se derrita.



     Unimos la pasta con la salsa y movemos bien para que se integren. Probamos de sal y servimos.





¡¡¡Buen provecho!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...