Blogging tips

martes, 12 de junio de 2012

Estamos en temporada de espárragos


     Cualquier variedad de espárragos me gusta: blancos o verdes, en conserva o al natural, y los del campo campo me encantan...

     Me gustan solos, a la plancha, cocidos, cocinados, en tortilla, en sopa, en guiso... en fin, que se nota que me gustan.

     Este año no están demasiado caros los espárragos, así que cada vez que puedo me traigo un par de manojitos y me los como aunque sea a la plancha, sin sal ni nada, de manera que aprecio mejor su sabor.

     El otro día compré dos manojos para hacer una sopa (otro día la haré y os la pondré), pero no me dio tiempo, y como al día siguiente estaban aún más baratos, aproveché y compré tres manojos más y los hice esparragados. Cualquier verdura esparragada me recuerda a mi madre guardándome un trozo de pan frito para cuando volviera del colegio, y si tenía el pan justo, me guardaba las cortezas que no usaba en el majado... me gusta el pan frito, pero si es con ajo, porque no soy muy amante de las rebanás, pan frito o picatostes, como queráis llamarlos, ya que les falta ese puntito del ajo.

     Bueno, aquí os dejo mi receta, que he hecho con la ayuda de la thermomix para hacer el majado, ya que es más rápido y a los niños les gusta más, pero de todas formas os pondré también la forma tradicional.


   ESPÁRRAGOS "ESPARRAGAOS"




   Ingredientes:

     - 5 manojos de espárragos (un  kilo más o menos)
     - 1 trozo de pan del día anterior
     - 6 ó 7 dientes de ajo
     - 1 cucharadita de comino, en grano o molido
     - 1 cucharada de pimentón dulce, o dulce y picante en la proporción que nos guste
     - 1/2 cucharadita de jengibre molido
     - sal
     - aceite de oliva
    - 4 huevos (opcional)


   Preparación

     Lo primero que debemos hacer es cortar  en trozos los espárragos. Lo haremos con las manos empezando por la cabeza, que yo suelo poner en un recipiente aparte, hasta que llegamos a la parte leñosa, cosa que notaremos porque ya nos cuesta trabajo cortar con las manos el tallo. Cubrimos con agua los espárragos y los dejamos un rato que se "refresquen" y se limpien.




     En la thermomix ponemos 40 gr. de aceite y lo calentamos 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Cuando esté caliente le añadimos los ajos pelados y el pan troceado




     Lo ponemos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 3-1/2


...y queda así


     Mientras, hemos puesto en una olla un poco de aceite y le damos unas vueltas a los espárragos ya escurridos del agua. Mantenemos a fuego bajo.




     Al picadillo de aceite, ajos y pan le añadimos un cubilete de agua, así como las especias y la sal.




     Triturar unos segundos a velocidad  6


Dejamos una textura suave, sin grumos

     Agregamos el majado a los espárragos


   Lo revolvemos bien de manera que se integren los sabores.


     Y cubrimos con agua, que habremos aprovechado para enjuagar el vaso de la thermomix.


     Llevamos a ebullición y dejamos cocer hasta que los espárragos estén tiernos, a fuego medio.  Entre 20 y 30 minutos suele ser suficiente, pero habrá que probarlos.  Si queremos, aprovecharemos y cuajaremos en el caldo de los espárragos un huevo por persona, cosa que es preferible hacer de uno en uno

Lo siento, no se ve el huevo cuajándose...


     Servimos a continuación.


   Majado tradicional

     Para hacerlo de la forma tradicional ponemos aceite en la olla, al principio el suficiente para que podamos  freír la rebanada, pero ponemos primero los ajos pelados pero enteros y los doramos bien para aromatizar el aceite. Cuando estén dorados los sacamos y los ponemos en un mortero en el que habremos puesto sal en el fondo.

     A continuación freímos la rebanada de pan, y cuando esté dorada por los dos lados la sacamos y la apartamos.  Retiramos el exceso de aceite y ponemos en la olla los espárragos troceados, para que se rehoguen un poco.

     Mientras, majamos los ajos en el mortero junto con las especias y le añadimos la rebanada troceada y un poco de agua y seguimos majando y agregando agua, poco a poco, hasta que consigamos la consistencia de una salsa, la cual la añadiremos a los espárragos y proseguiremos como en las indicaciones anteriores.

     El resultado es prácticamente el mismo, pero así tiene que llevar más aceite y, por tanto, más calorías; aunque otra opción es tostar el pan en vez de freírlo, con lo que necesitaremos menos aceite.


   ¿Y dónde están las cabezas de mis espárragos?

     Recordad que dije que yo las pongo en otro recipiente en agua. Pues bien, en una sartén con un poco de aceite y ajos fileteados los pongo a rehogar.




     Y aquí está el resultado: tres minitupper listos para congelar y guardar para cuando nos apetezca una tortilla de espárragos...


    Y así tenemos dos comidas...

    Si tenéis dudas ya sabéis donde estoy.

¡¡¡Buen provecho!!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...