Blogging tips

domingo, 3 de febrero de 2013

Coliflor con bechamel



      En mi casa comía la coliflor cocida y con ajos fritos por encima. Mi madre la hacía muy de vez en cuando rebozada para mi padre y después fue aprendiendo algunas recetas más... pero no importaba: la coliflor nos gustaba, salvo por el olor al cocerla.

     Ahora, en casa me las tengo que ingeniar para que mis hijos la coman, porque la primera respuesta siempre es "¡puajjj!", aunque después se la suelen comer bien. En verano no hay problema: coliflor cocida y mayonesa sin medida....; pero en invierno la cosa está peor, y una de las recetas que les gusta es esta, con bechamel y jamón, y si lo la hago para cenar suelen ayudar... si les da la gana, claro...  Eso sí, a mi marido de cualquier manera, incluso cocida sólo y aliñada con aceite y vinagre.

     Si tenéis niños, probadla así

     COLIFLOR CON BECHAMEL




   Ingredientes:

     - 1 coliflor mediana
     - queso en lonchas
     - jamón cocido y/o serrano en trocitos (yo le puse de los dos)
     - queso rallado
     - mantequilla o margarina
     - bechamel hecha con 600 gr de leche, 60 gr de harina, 30 gr de mantequilla, 1 cucharada de aceite, nuez moscada, sal y pimienta.

   Preparación:

     Separamos la coliflor por los tallos de las flores después de descartar las hojas exteriores, el troncho también podemos aprovecharlo pelándolo bien (yo prefiero comérmelo crudo);  ponemos la coliflor a refrescar en agua unos 10-15 minutos.



      Mientras, vamos haciendo la bechamel, yo la hice en la thermomix: verter todos los ingredientes en el vaso y programar 7 minutos a 90º de temperatura y en velocidad 4.  Ya veis: más rápido imposible.

     Si no tenéis thermomix poned a calentar la margarina y el aceite (o una de las dos cosas) y echais la harina (unas dos cucharadas), le dais unas vueltas con una cuchara de madera o unas varillas para quitarle el sabor a crudo y a continuación agregáis la leche moviéndola con las varillas para que no se formen grumos; cuando espese le añadimos los condimentos y reservamos.



     Cocemos la coliflor en agua con sal o bien al vapor. Yo esta vez la hice al vapor para estrenar mi nuevo recipiente  para cocer al vapor en el microondas.




     Ponemos a escurrir la coliflor cuando esté a nuestro gusto (lo sabemos pinchando en la parte de los troncos), a nosotros nos gusta enterita, pero si lo prefeís dejadla hasta que esté tierna.




     Untamos con  mantequilla una fuente que podamos llevar al horno.



     Cubrimos la base con queso en lonchas.



     Ponemos la coliflor en la fuente, los dos tipos de jamón (o el que queráis).



     Cubrimos con la bechamel y con queso rallado.  Para teminar lo ponemos a gratinar en el horno hasta que esté dorado. Yo esta vez no tuve tiempo de gratinarlo, pero lo metí 2 minutos en el microondas para derretir el queso, no queda tan bonito, pero cuando no da más tiempo, queda muy bien de sabor.



     Y ya podemos servirlo, con cuidado de las quemaduras, que yo siempre me quemo la lengua cuando la pongo de esta manera.

     Espero que os guste.

¡¡¡Buen provecho!!!

2 comentarios:

Morguix dijo...

Así la hace mi madre, aunque no le pone jamón. Con él tiene que estar todavía más buena, ¡qué rica!.
Un besote.

Manuel María dijo...

Con el jamón queda impresionante. Muy rica y vale tanto para invierno como para verano,,,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...