Blogging tips

sábado, 14 de diciembre de 2013

Sopa roja



     Hace unos días leí un comentario en un blog en el que se preguntaban cómo debían ser los antedichos blogs, si debían ser más textuales o más visuales, si había que ir al grano o se podía "divagar" de alguna manera, si debía primar sólo la información o se podía dar rienda suelta a ciertos sentimientos.

     Me hizo gracia porque a veces una se plantea si lo que hace está bien o no, si interesa a los demás o no, si el número de visitas o de comentarios es directamente proporcional  al cariño con que haces una entrada....

     Había opiniones para todos los gustos, como era de esperar, pero había un comentario en el que alguien decía que lo que quería era la receta directamente y que se olvidaran de la palabrería.  Me hizo pararme a pensar, y yo, que si algo soy es respetuosa, me aguanté las ganas de contestarle, porque al fin y al cabo cada uno opina como siente. Y a mí me gusta leer lo que escriben los demás, ya que si alguien se abre a nosotros, pienso que al menos debemos pararnos un ratito a ver cómo sienten.

     Me surgió entonces una duda: ¿debemos hacer lo que queremos o lo que quieren los demás?, es decir, ¿debemos decir, contar, mostrar lo que sentimos o aquello que esperan de nosotros?, en definitiva ¿el blog es mío o es ajeno?.

     Cuando me pregunto, yo suelo contestarme sola, así que me dije que si hice un blog es porque deseaba contar cosas, enseñar cosas, que alguien más pudiera disfrutar de lo que hago o cuento, que tengo activados los seguidores y el número de visitas porque a mi niña le hacía ilusión ( y no quiere decir que no lo agradezca) y a mí me hacer saber que no estoy sola, pero no gano dinero por el número de ellos...

     Por lo que ya sabéis: si sólo queréis la receta, os vais directamente a ella, si queréis leer lo que pongo antes lo leéis (si os agrada mejor), si queréis comentar lo hacéis y si no, pues no, que yo no me enfado, porque yo tampoco puedo dejar siempre comentarios allá donde voy. Y al final te alegran el día cuando recibes en una entrada un comentario anónimo que te dice "Gracias desde Canadá".

     Pero ahora nos vamos con esta receta que oí en la radio hace mucho tiempo. Ya no recuerdo ni cómo se llamaba, pero mis niños le empezaron a llamar "la sopa roja" cada vez que me la pedían. ¡A ver si os gusta tanto como a ellos!


     SOPA ROJA





   Ingredientes:

     - 1 berenjena
     - 1 calabacín
     - 1 trozo de calabaza
     - 1 cebolla
     - 2 dientes de ajo
     - 1 lata de tomate triturado grande
     - aceite de oliva
     - sal y pimienta blanca
     - caldo o agua
     - huevos cocidos
     - jamón picado.


   Preparación:


     Se pican la cebolla y los ajos y las verduras se lavan y se cortan en trozos.

     Ponemos a calentar el aceite en una olla y rehogamos la cebolla y los ajos picados, agregándole a continuación el tomate triturado.



     Cuando cueza unos 10 minutos, removiendo a menudo para que no se agarre el tomate, añadimos el calabacín, la berenjena y la calabaza. Se remueve bien unos minutos, para que se mezcle todo, y se cubre con caldo o agua.



     Dejamos cocer hasta que la verdura esté tierna y bien integrada ( unos 30 min). Apagamos el fuego y lo trituramos (¡cuidado con las salpicaduras que quema bastante!)



    Servimos y agregamos huevo y jamón picados al gusto.



    Como se puede ver bien sencilla y muy buena...

¡¡¡Buen provecho!!!



3 comentarios:

Morguix dijo...

Uy, pues no conocía esta sopa "roja", y me la voy a copiar ahora mismo.
Un beso.

Morguix dijo...

Ya la he hecho, ¡buenísima!.
Me salió más verde que roja, porque no tenía calabaza. Pero riquísima.
Gracias por la receta, la publicaré pronto.
Un besote.
¡Ah!, y, en cuanto a lo que cuentas de los blogs, de lo que hay que hacer para que nuestro blog sea "bueno"... habría para hablar largo y tendido, jajajaja ;)

Morguix dijo...

Ya la publiqué:
http://www.morguix.com/2014/02/sopa-de-verduras-con-jamon-y-gambas.html
Gracias de nuevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...